Empresa

Historia

En 1927 el maestro panadero Rosendo Milá abrió su primera panadería. Y hace más de 20 años, sus descendientes crearon el primer establecimiento en el que se podían degustar nuestros productos elaborados con harinas de primera calidad, masas madre naturales y largas fermentaciones.

Nuestras tiendas

Nos apasiona lo auténtico. Por eso, al igual que deseamos que redescubras el pan de siempre, queremos que nuestras tiendas respiren autenticidad en todos los detalles. Maderas nobles, forja, cristal, chésters… Para que te sientas como en casa.

Responsabilidad social

Cada noche, cuando cierran nuestras tiendas, todos los productos perecederos de ‘el Fornet’ se distribuyen, a través de organizaciones sin ánimo de lucro, entre personas desfavorecidas de Barcelona. Es nuestro pequeño grano de arena para contribuir a un mundo más solidario.

Nuestro obrador

Nuestros maestros panaderos refrescan las masas madre naturales que hacen posible las múltiples variedades de pan, amasan diferentes tipos de harinas y preparan las artesas para facilitar el largo reposo que debe guardar cada receta. Luego los cuecen en horno de piedra (como se ha hecho siempre) para que lleguen a las tiendas recién hechos. Es un proceso que se repite día tras día desde que nuestro fundador, Rosendo Milá, creó su primera panadería en 1927.

Día tras día, al despuntar el sol, los panaderos de 'el Fornet'
observan un ritual que se repite desde 1927:
amasar, fermentar y hornear siguiendo los principios
que nos legó Rossend Milà Tutusaus.