Centeno nueces y pasas

PANES CON FERMENTOS NATURALES


Una manzana recién cogida del árbol, o unas pasas, o yoghourt, o centeno, o trigo, o frambuesas… Dos semanas de fermentación y, posteriormente, refrescarlos dí­a tras dí­a. De esta forma tan sencilla – y a la vez tan delicada – se elaboran los distintos fermentos que son adecuados para cada uno de nuestros panes. Con la temperatura perfectamente controlada. Y siempre reservando una parte para añadir más agua y harina y elaborar nuevos panes. Algunos de nuestros fermentos son masas que venimos refrescando desde hace muchos años. Otros son fruto de creaciones más recientes. Pero siempre son algo vivo que hace que cada nuevo pan sea una nueva experiencia.